Dejame oir tu voz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dejame oir tu voz

Mensaje  Admin el Jue Dic 10, 2009 8:40 am

Una historia diferente con los mismos personajes.
NOTA: ESTE FIC NOME PERTENECE, SOLO LO PUBLIKE AKI. NO ME PERTENECE!!!

Era una tarde lluviosa, de hecho no había parado del llover en todo el día, las nubes cubrían todo, estaba lloviendo cada momento arreciaba mas la lluvia, el sol no quería salir, la tormenta se acercaba, un joven castaño corría hasta su casa le habían robado su paraguas y estaba empapado, sabía que no habría nadie en su casa ya que su hermano se había ido de viaje, necesitaba ir a casa lo más rápido posible aun que estuviese solo, la luz y el sonido de los relámpagos era algo que el no soportaba, ya que le traían recuerdos, tristes recuerdos…
recuerdos de un accidente, odiaba los días lluviosos, sus padres habían muerto en una tormenta, recordaba bien que era un día así, donde desde la noche anterior comenzó a llover y no se detuvo, el tenia fiebre pero puede recordar muy bien, justo cuando se hiso el ruido acusa del relámpago el auto de sus padres se estrellaba, en el impacto solo sus padres murieron, el logro sobrevivir, muy lastimado termino en el hospital, su hermano mayor no viajaba con ellos esa noche se había quedado en casa por un proyecto de la escuela, el termino con heridas en todo el cuerpo, desde ese día Misaki no hablaba, no pronuncio una sola palabra desde ese día, por eso las personas lo evitaban y varios lo molestaban, ya que todos decían que el si podía hablar, los profesores al escuchar eso lo tomaron como un simple revoltoso y no como un mudo
trabajaba en una biblioteca como no hablaba no había problemas, siempre le gusto leer, no importaba que fuera él lo leía, eso era lo que más amaba, sus libros pero su hermano los odiaba y trataba de hacer que Misaki perdiera los cursos ya que si perdía alguno tendría escusas para sacarle de la escuela y no pagarla mas, Takahiro ese era el nombre de su hermano, Misaki sabía que él lo odiaba ya que por su culpa había tenido que dejar la universidad, y cuidarlo ya habían pasado ocho años desde el accidente y aun que había podido retomar sus clases gracias a sus tíos que cuidaban a lo lejos de ellos Takahiro siempre le echaba la culpa a su hermano de la muerte de sus padres
el joven castaño corría por la ciudad, la manta de agua no dejaba ver nada, Misaki quien no vio el semáforo cruzo la calle, un auto rojo estuvo a punto de arrollarlo pero solo consiguió asustar y desconcertar al muchacho, el auto se detuvo un hombre de cabellos grises ayudo a levantarse al castaño
-¿Estas bien?
el muchacho asintió con la cabeza e intento irse pero su brazo lo tenía apresado el peligris, Misaki intento zafarse del agarre pero su tobillo estaba lastimado, el hombre que tenía unos hermosos ojos purpura lo noto y lo subió al coche, encendió la calefacción ya que el muchacho tiritaba del frio
-Estas muy mojado ¿y tu paraguas?
el niño negó con la cabeza y la acacho en señal de vergüenza
-no hablas?
el chico repitió la misma acción, el mayor encendió la radio para acallar ese molesto silencio
-me asustaste debes tener más cuidado al cruzar la calle, me alegra que estés… -la frase del mayor no fue terminada, un relámpago había caído y el ojiverde hecho un manojo de nervios, coloco sus manos sobre sus orejas tratando inútilmente de no escuchar el ruido, salinas lagrimas se derramaban por sus mejillas, el mayor solo lo observaba con curiosidad, luego de varios minutos llegaron al apartamento del mayor, subieron rápidamente
-Ven, debes darte una ducha o te resfriaras
el menor asintió con la cabeza y con ayuda del mayor llego al baño
el agua caliente de la tina, relajaba los músculos del menor, lo hacía calmarse e ignorar todo lo que había ocurrido, no fue un buen día en la escuela, la lluvia, una de sus compañeras le había robado el paraguas, las mujeres en la escuela lo atacaban sin razón, lo hacían caer, lo mojaban, incluso le dejaban amenazas, el trataba de ignorarlo aun que le era difícil, por otro lado los hombres eran muy considerados con el, lo ayudaban le daban de su almuerzo aun que habían veces en los cuales lo intentaban tocar cosa que le incomodaba mucho, siempre pensó que había algo malo en el y su hermano se lo hacía recordar cada vez que podía
el mayor por su parte no podía dejar de pensar como estaba el muchacho, rápidamente se escucho un relámpago caer, corrió al baño recordando la reacción del menor ante el ruido, entro al baño y encontró al muchacho en la tina llorando, por alguna razón lo abrazo, lo abrazo tan fuerte como pudo hasta que las lagrimas pararon, lo termino de bañar y le puso una pijama de el, aun que le quedaba grande no se veía nada mal, es mas era adorable, (un castaño lindo ojiverde con las mejillas sonrojadas no se ve todos los días)
-puedes escribir?
El niño asintió tomando un trozo de papel y un lápiz de su bolsa
-“hola y gracias, me llamo Takahashi Misaki, puede decirme Misaki, es un placer y disculpe los problemas en los que lo he metido”
-No hay ningún problema no puedes salir con esta lluvia, dame tu número de teléfono, llamare a tus padres para informarles que te quedaras aquí
El muchacho bajo la cabeza y escribió
-“ no tengo padres, ellos murieron hace ocho años, solo tengo a mi hermano pero el no está en el país en este momento, regresara la otra semana”
-Bueno entonces supongo que está bien, ven te mostrare tu cuar…
Un relámpago volvió a caer y el muchacho se aferro a la camisa del mayor, que solo correspondió a su abrazo, había algo en ese chico y no sabía que era, pensaba *es extraño ver a un mudo que pueda escuchar, porque será que no habla?*
-Ven dormirás conmigo
Usagi llevo al menor a su cuarto, Misaki se maravillo al ver la cantidad de cosas y juguetes que estaban en el, Usagi solo se sonrió e invito al muchacho a entrar a la cama y este accedió, al poco tiempo este se quedo dormido, se sentía tan bien el calor que el peligris le daba, calor que no había recibido en años, se acurrucaba en el pecho de mayor que solo lo veía hasta que escucho un pequeño y casi inaudible
-“gracias”
I love you
Este creyó estar soñando al escuchar al castaño hablar, la vos era entrecortada y casi como un susurro
Eres una maquina de sorpresas, me pregunto por qué no hablas Misaki.
FIN

Admin
Admin

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 10/12/2009
Edad : 25
Localización : Nicaragua

Ver perfil de usuario http://junjoukawaii.fororama.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.