El deseo de Haruhiko VII

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El deseo de Haruhiko VII

Mensaje  Admin el Jue Dic 10, 2009 8:08 am

NOTA: ESTE FIC NO ME PERTENECE, SOLO LO PUBLIQUE AQUI. NO ME PERTENECE!!!

Usami llegó al despacho de su hermano, su cara no anunciaba nada bueno, agarrando al secretario por la chaqueta lo arrojo sobre la mesa y poniéndole la mano en el cuello le dio a elegir entre seguir vivo o darle la localización de Haruhiko. La respuesta fue rápida y se fue en busca de Misaki.
La fiebre de Misaki descendió de límites peligrosos. Haruiko lo llevo a su habitación, le vistió con delicadeza y llamó a un médico.
El médico no le miró con buenos ojos cuando vio el cuerpo lleno de marcas.
_ Su enfermedad es un simple catarro, por suerte no parece haber avanzado hacía una neumonía, pero volveré mañana para controlar sus pulmones_ su voz sonaba fría, demostrando el disgusto que le ocasionaba ver a un muchacho en semejantes condiciones. Pero no podía hacer nada por él, la persona que tenía enfrente era el presidente de la corporación Usami.
_ ¿Porque no se despierta? _ pregunto Haruhiko
_ Todavía tiene fiebre alta, en cuanto le haga efecto la medicación empezará a bajar. Bien, le dejó, mañana volveré por aquí.
_ Gracias por su ayuda.
_ Es mi deber… _ miro al poderoso hombre que tenía enfrente y estuvo a punto de decir algo, pero decidió callarse y volver a su casa.
Haruhiko se sentó al lado de la cama observando la respiración de Misaki, cuidando de él.
Por fín al llegar la noche Misaki comenzó a abrir sus ojos
_ Misaki? _ pregunto con angustia Harihiko al tiempo que se acercaba
Misaki miraba la habitación a su alrededor con extrañeza,
_ Donde estoy?
_ Estas en mi dormitorio, tenias mucha fiebre, el médico te ha puesto una inyección y llevas toda la tarde inconsciente en cama.
_ Oh! _ exclamo con indiferencia_ Me has cuidado tu? _ pregunto con curiosidad y mirando a Haruhiko a los ojos.
_ Si claro. Misaki yo…
_ Quien es Misaki
Haruhiko palideció, le miró a los ojos y lo que vio en ellos no le gusto, era como mirar a otra persona, no podía ser que no recordase nada.
_ Tengo sed _ reclamo Misaki
Usami volaba más que correr por la autopista de camino a la casa de su hermano, tardaría unas horas en llegar “una casa en las montañas, se compro una casa en las montañas, aislada del mundo y Misaki está allí atrapado con él, le mataré, definitivamente le mataré”
Mientras Usami se retorcía de angustia pensando en su novio y Haruhiko cuidaba de Misaki sin apartarse de su lado, en un lugar de Tokio, una pareja estaba teniendo problemillas.
Nowaki había tenido un arranque de celos al ver a su amado Hiro acompañando a Usami en la universidad, había vuelto a casa ese día muy tarde y se encerró en su habitación hasta el día siguiente.
_ No se porque tienes que ayudarlo cada vez que acude a ti, es mayorcito, además tiene dinero de sobra, si quiere encontrar a alguien que contrate un detective
_ No digas tonterías Nowaki, no te comportes como un niño malcriado, estaba muy preocupado por ese chico.
_ No soy un crio y no soporto verlo cerca de ti, ¿te irás con él si te llamase a su lado?
_ Nowaki….. _ Hiro estaba tan asombrado ante el arranque de furia de Nowaki por una tontería asi, que se quedó sin palabras
Al mismo tiempo Nowaki malinterpetro el silencio de Hiro y salió del apartamento sin volver hasta la noche. Eso era todo lo que había sucedido ayer; en estos momentos Nowaki estaba encerrado en su habitación y Hiro daba vueltas en la sala como una fiera enjaulada.
“siempre es él quien se acerca a mi, pero yo no sé que decirle para que comprenda que lo amo.¡ Da igual, todo es culpa suya! Solo por verme en compañía de Akihiko no hace falta que se enfade de esta manera.”
Mientras pensaba en la situación Hiro fue acercándose a la puerta de la habitación de Nowaki de forma inconsciente.
Al otro lado la puerta, el usuario de la misma esta ensimismado sin saber qué hacer.
“No debería estar celoso, Hiro está conmigo, estoy seguro de que es feliz conmigo, me lo demuestra de muchas formas. Pero esta vez no seré yo quien se acerque a él, yo también necesito estar seguro de su amor”
Al mismo tiempo que su cabeza daba vueltas sobre lo mismo una y otra vez, su cuerpo inconscientemente se había acercado a la puerta de su habitación, acerco la mano a la puerta para abrirla, cuando se dio cuenta del gesto que estaba a punto de hacer, la retiro hacia atrás.
“No, esta vez no cederé, tiene que venir él” pensaba mientras apoyaba su espalda en la puerta
En la misma posición se encontraba Hiro del otro lado. Espalda contra espalda, deseando la reconciliación pero no queriendo ceder ninguno de los dos.
_ Hiro, Nowaki _ llamaron los dos a la vez, sorprendiéndose mutuamente.
Nowaki abrió la puerta de golpe y se encontró de frente con el rostro de Hiro mirándolo con sorpresa, Hiro comenzó a dar un paso atrás, pero Nowaki lo sujeto por un brazo atrayéndolo hacia su pecho, paso sus manos alrededor de su hombros con fuerza.
_ Lo siento, yo no debería ser tan posesivo… _ le susurra a Hiro con pasión creciente
_ También es culpa mía que no… ya sabes_ comenta Hiro con su cara enrojecida por la vergüenza.
_ No, no lo sé, por eso tengo miedo, cada día por la mañana tengo miedo de que decidas que te has cansado de mí y me dejes atrás, no podría soportar estar sin ti.
El rostro de Hiro enrojeció aun más, si eso era posible, y lo enterró en el pecho de Nowaki, susurrando su nombre.
Nowaki deslizo su brazos a lo largo de la espalda de Hiro, su mano serpenteo por debajo de su camiseta para acariciar su espalda.
_ Nowaki que …. _ no pudo decir nada más, al echarse hacia atrás para hablar, la mano libre de Nowaki se adentro en sus pantalones, que calleron al suelo, Hiro se sujeto con fuerza a los hombros de su amante para no caer de rodillas ante el escalofrío de placer que subió por su vientre. Nowaki no espero más y sujetándolo por su trasero lo levanto en el aire, se apoyo contra la pared y penetro a Hiro, que jadeaba entre sus brazos, sus labios buscaron los de nowaki que lo recibieron con gusto abriendo su boca, sus lenguas se enredaron con pasión como dos amantes que llevan separados mucho tiempo, sus jadeos más frecuentes cuanto más se acercaban al climax, gritando sus nombres cuando lo alcanzaron.
Nowaki sin soltar a Hiro dejo deslizarse su espalda por la pared hasta quedar sentado en el suelo, Hiro apoyaba la cabeza en los hombros de Nowaki con dejadez total.
_ Nowaki, puedes soltarme ya
_ No, no quiero, no voy a soltarte jamás._ le contesto Nowaki con vehemencia.
Hiro escondió su rostro en el cuello de su amante y su corazón se llenó de alegría, se abrazo a Nowaki y le susurro al oído _ No; no me sueltes jamás, por favor.
Haruhiko había hablado con el médico por teléfono, que le aclaro las causas por las que podía sufrir amnesia, lo que le dejó impactado, pero lo peor fue cuando le dijo que podía durar unas horas o toda su vida. Su locura le había llevado a destrozar por completo a la persona que amaba. Al igual que había deseado a Misaki con toda su alma, ahora sentía la misma cantidad de dolor por lo que le había causado, tendría que pagar toda su vida lo que le había hecho.
Cuando iba hacia la habitación alguien llamó a la puerta, extrañado fue hacia ella, aun no había terminado de abrirla cuando un puño se estrello contra su cara y lo lanzo contra la pared, un furioso Usami entro en la casa.

Admin
Admin

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 10/12/2009
Edad : 25
Localización : Nicaragua

Ver perfil de usuario http://junjoukawaii.fororama.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.