El deseo de Haruhiko X

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El deseo de Haruhiko X

Mensaje  Admin el Jue Dic 10, 2009 7:57 am

NOTA: ESTE FIC NO M PERTNC, SOLO LO PUBLIKE AKI. NO ME PERTENECE!!!

La vuelta a casa fue silenciosa, Misaki no miró ni una sola vez a Usami durante el viaje, ninguno de los dos tenía ganas de hablar. El más joven todavía temblaba recordando todo lo pasado y el mayor no sabía cómo aliviar su pena. El silencio continuo al llegar, Usami acompaño a Misaki a su cama, le ayudo a acostarse y lo dejo descansar.
Los recuerdos habían vuelto de golpe, sin darle tiempo a asimilarlo todo, no recordaba todos los detalles, como si su mente compasiva decidiese ahorrarle un sufrimiento mayor. Dolor, frío, angustia, culpabilidad, rencor, su corazón pasaba de uno a otro sin pausa, sin poder consolarse.
Llego la mañana sin que el deseado descanso hubiese llegado; ¿como enfrentaría a Usami?, había caído en los brazos de otro hombre, no había sido consentido, pero esa “infidelidad” angustiaba a Misaki más que cualquier otra cosa, y si Usagi ahora lo odiaba; y si le decía que volviese con su hermano; no quería que lo mirase con ojos de repugnancia, su cuerpo ahora estaba sucio, no querría abrazarlo, no volvería a sentirle cerca, su relación estaba terminada.
El otro ocupante de la vivienda tampoco pudo dormir, no sabía cómo afrontar los ojos de Misaki, no le protegio, se lo habían arrebatado y ahora lo odiaba tanto como sé odiaba él a si mismo, seguramente le diría que se iba, que dejaba la casa, que volvía con Takahiro, él que le había dicho que nadie lo apartaría de su lado, no pudo evitar que sufriese de ese modo.
Usami entró en la habitación de Misaki despacio, con temor, pensando que estaría dormido, pero no era así.
_ Misaki, ¿quieres comer algo?_ pregunto al mismo tiempo que se sentaba al borde la cama, sus ojos se cruzaron y a Usami se le encogió el corazón al ver sus mirada llena de temor, acerco su mano para acariciar su cabeza, Misaki se aparto con brusquedad, temblando, se giro para que Usami no le viese el rostro.
_ Misaki…
_ ¿Quieres que me vaya verdad? ¿Quieres que vuelva con mi hermano?
Usami retiro su mano, lo que más temía estaba ocurriendo, no quería dejarlo ir, sus ojos recorrían la silueta que dibujaban las mantas, se había dado la vuelta, quiso girarlo hacia él y puso su mano en el brazo de Misaki, este pegó un salto y se situó en la otra esquina de la cama, todo su cuerpo temblaba, las lágrimas amenazaban con escapar a raudales de sus ojos, Usami, pálido al ver su reacción, se levantó de la cama y camino hacia la puerta.
_ Voy a prepararte algo de comer.
Misaki abrió la boca, quería llamarlo, que no lo dejase… pero volvió a cerrarla sin que un solo sonido saliese de su boca.

Tres días pasaron en el apartamento, Misaki poco a poco volvió a sus tareas, pero seguía esperando las palabras que lo alejaran de allí, se esforzaba en hacerlo todo, volvió a la universidad, huía de la persona que más quería ver conscientemente, temiendo lo peor, que le pidiese que se fuese de allí.
En ese momento estaba en la cocina, preparando la cena, recordaba que allí había empezado la locura, no le gustaba recordarlo, pero al mismo tiempo no quería dejar de ser útil, quizás le permitiese quedarse como un simple criado, lo que fuese, solo quería estar a su lado, aunque no volviese a amarlo, a su lado, tenía que estar a su lado. Estaba tan ensimismado en sus pensamientos que no se dio cuenta de que Usami lo observaba desde el salón con detalle, perfilando cada uno de sus movimientos.
Quería gravarlo en su retina, si las palabras que temía salían de la boca de Misaki, por lo menos su imagen estaría con él, no tardaría mucho en ocurrir, había vuelto a su rutina, pero se daba cuenta de que huía de él, cuando lo trajo de vuelta estaba seguro de que no sería fácil que volviese a ser el mismo, pero no esperaba un rechazo tan brusco, se acerco a la cocina.
_ Porque no vienes a sentarte conmigo en la sala un momento, aun falta mucho para la cena.
_ No importa, me gusta cocinar y…
_ Misaki… _ Usami sujeto su mano y le obligó a que lo mirase de frente, al hacerlo la camisa de Misaki se abrió, dejando entrever parte de su pecho, los ojos de Usami se abrieron con la sorpresa, su piel estaba roja, como en sangre viva.
_ ¿Qué es esto? _ pregunto con rapidez al mismo tiempo que termina de abrirla, toda su piel estaba irritada.
_ ¡NO ME TOQUES!_ el grito resonó con fuerza en la cocina, pero Usami no lo soltó
_ Dime que significa esto y te soltare
_ Yo... quería limpiar su rastro, sé que no quieres tocarme, te doy asco… por eso al bañarme me frotaba con fuerza, quizás así tu… _ no pudo seguir hablando su voz se quebraba por el llanto que luchaba por salir de su pecho.
_ ¡Que no quiero…! De donde has sacado esa idea absurda… porque no me lo has dicho_ tomo su rostro entre las manos _ ¡Mírame! Dime si no ves el amor que te tengo, te quiero, te quiero tanto que ya no puedo más_ sus labios se posaron en su frente para pasar a sus ojos que estaban cerrados con fuerza, un beso tierno que termino en sus labios.
_ Déjame que sea yo quien borre ese recuerdo de tu piel, déjame que sea yo quien despierte tu pasión de nuevo
Misaki se aferro a Usami con fuerza, este le cogió en brazos y le llevo hacia su dormitorio, escondía su rostro en el cuello de Usami, su corazón golpeaba con fuerza, amenazando con salirse del pecho.
Lo dejo sobre la cama y lo miró con ternura y deseo, sus ojos brillaban con pasión contenida. Sus dedos limpiaron las lágrimas que brotaban de los ojos de Misaki y resbalaron despacio hacia sus labios dibujándolos, la boca de Misaki se abrió pidiendo más. Usami pasó su mano por su nuca y levantando su cabeza le beso con deseo , su lengua atravesó esa boca entreabierta como un viajero que vuelve a casa, recorriéndola con paciencia, saboreando el momento.
Misaki pasó los brazos alrededor del cuello de Usami acercándolo hacia él todavía más, sentía su fuerza, su aroma; su piel pedía a gritos las caricias de esas manos frías que calmaban el dolor que había sentido. Los labios se separaron solo para desplazarse hacia su oreja, mordisqueando con placer el lóbulo, bajando por su cuello se dirigían hacia su pecho despacio, alcanzando sus pezones, la lengua los recorrió suavemente, provocando que un relámpago de placer recorriese su cuerpo estremeciéndolo.
Usami susurraba su nombre despacio, su voz resonaba en su alma, calmándola y excitándola al mismo tiempo. La lengua de Usami aun no había terminado su trabajo y mientras sus manos desabrochaban los pantalones de Misaki, recorría su vientre en una caricia interminable, se incorporo un poco y termino de desnudarlo y de desnudarse, estaba impaciente, pero quería que Misaki solo lo recordase a él, quería que su cuerpo solo lo reconociese a él, quería borrar toda huella ajena de aquel a quien amaba. Tomo el miembro entre sus manos y acerco su boca, primero utilizo su lengua para acariciarlo para después saborearlo con fuerza.
Misaki gemía de placer, estaba llegando al clímax, no aguantaba más.
_ Usagi, voy a…. _ su semen se derramó en la mano de Usami que le sonrió con ternura.
Acarició con delicadeza el interior de sus piernas que separo despacio, Misaki se puso tenso por un momento _ Todo va bien, solo relájate _ mientras se unían en un beso apasionado, lo penetro con calma, con deseo contenido. Misaki levanto sus brazos y se aferro a Usami con fuerza, escondiendo su rostro en el pecho de Usami.
_ Usagi… Te … Quiero…
Usami llego al clímax al mismo tiempo que oía las palabras que su amado le susurraba con voz entrecortada por el placer.
Se dejaron caer en la cama, Usami pegado a la espalda de Misaki besaba su nuca con cariño.
_ Tenía tanto miedo de que me dejases, de que volvieses a casa con Takahiro…
_ Yo tenía miedo de que odiases...
_ Nunca podría odiarte, conseguiré que mi hermano pague por lo que ha hecho…
_ ¡NO! _ el rechazo profundo sorprendió a Usami que apoyando medio cuerpo obligo a Misaki a mirarlo a la cara.
_ Porque demonios tendría que detenerme… después de lo que hizo, no pienso perdonarlo.
_ No; es tu hermano, es tu familia… él… solo no sabe como demostrar lo que siente… tú te rodeaste de juguetes, él rodeo su alma de hielo; los dos buscando protección contra el l dolor de no ser amado.
_ Pero…
_ No importa, estoy contigo, es lo único que quiero._ abrazado a Usami se quedó dormido, como no lo había hecho en mucho tiempo.
Usami miró su rostro dormido y reflexionó sobre lo que Misaki acababa de decir; su familia no había sido muy normal. Que hubiese hecho él si Misaki no lo hubiese aceptado, quizás también se hubiese vuelto loco de deseo y de angustia. Con amor beso la frente de su amante y apretándolo contra su pecho se quedó dormido.
Con la tranquilidad que solo dan los brazos de aquel al que amas, los dos descansaron juntos, esperando un futuro que era solo para ellos.
FIN.

Admin
Admin

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 10/12/2009
Edad : 25
Localización : Nicaragua

Ver perfil de usuario http://junjoukawaii.fororama.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.